"Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de Amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la Vida por ellos. Juan 15:13"

Esta es la historia de un Cristiano que tenía por vecino a un Ateo, el Cristiano siempre le hablaba al ateo de Dios, pero el ateo rechazaba en todo momento que Dios pueda existir y así seguía y parecía que nadie le podía hacer cambiar de idea, era bien terco.

Un buen día ocurre un terremoto, como de unos 9.9°, es lógico que todos salen de sus casas, para estar “un poco” mas seguros, entonces el cristiano estaba afuera (calmado Él), cuando de pronto sale el Ateo arrodillándose y diciendo: “Diosito ¡POR FAVOR!, que pare el terremoto, por favor, por favor…”.
Entonces el cristiano al ver esta escena, le pregunta al Ateo: Si no crees en Dios ¿Por qué saliste de tu casa arrodillándote y pidiendo a Dios que pare el terremoto? El ateo no sabía que responder, se quedo totalmente mudo y avergonzado. Para esto el cristiano le cuenta una historia al Ateo títulada “La niña y el tigre”, la cual dice así: Érase una vez un padre que llevaba a su hija a pasear por un parque, cuando regresaban a su casa, la niña divisó a lo lejos un pequeño animalito que parecía un gatito, pero cuando se acercaron mas vieron que era un tigre bebé, la niña quiso quedárselo pero el padre no quería, después de que la niña insistió por quedarse con el animalito varias veces, el padre accedió a que se llevaran al animalito a la casa.
Estando un tiempo cuidando del tigre bebé, lo tenia bien alimentado, ya era un animalito casero, el tigre fue creciendo hasta que llegó a su altura normal, pero no hacia mal a nadie, era manso, no le hacia nada a la niña, ni se comportaba agresivo. Cierto día salen a pasear el padre con la niña y también llevan al tigre, que ya estaba mas grande que la niña, el tigre estaba con su correa, así como un perrito, era como su mascota, cuando de repente aparece un hombre gritando y lleno de sangre en la cara, tratando de subir por una reja que estaba al otro lado de donde estaban el padre con la niña, al percatarse raro, y se va corriendo hacia donde estaba este hombre, y empieza a rugir el tigre y se lanza contra la reja queriendo comerse este hombre. Esta es la historia que le contó el cristiano al ateo.

Entonces el cristiano le empieza a explicar al ateo, que cual fue el motivo porque el tigre reacciono así, fue porque el tigre siempre tuvo por dentro ese instinto salvaje animal, aunque lo hayan criado en casa, como una mascota cualquiera, siempre fue una fiera salvaje, es así como te comportaste, le dice el cristiano al ateo, al salir de tu casa arrodillándote y pidiendo a Dios que se calme el terremoto, que fue lo que paso, es que por dentro siempre supiste aunque inconscientemente, que habías sido creado, y que había un Dios todopoderoso.

La moraleja de esta historia es: Sí existe un Dios vivo, al que se le debe adoración.
____________________________________________________________
Como están mi nombre es Juan y pertenezco a la Iglesia Cristiana Adventista del 7mo Día-Cañete. ¡Que Dios los bendiga!.
____________________________________________________________
Agradecimientos a:
aJuan Peña....(APICA-Cañete)
aJulio Arana..(APICA-Cañete)
Gracias por su aporte.

INGRESE SU MAIL

TOTAL DE VISITAS

EN VIVO ...

CANAL EN VIVO