"Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de Amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la Vida por ellos. Juan 15:13"
¿Han Descubierto la Tumba Perdida de Jesús?

Por Dr. Phillip A. Gray

Reproducción de Programa Radial para La Verdad Para el Mundo

El apóstol Pablo le aconsejó al joven, Tito, en Tito 1:14, «no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.» Le escribió a Timoteo casi lo mismo en 1 Timoteo 4:7, «Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad.» Y el apóstol Pedro escribió en 2 Pedro 1:16, «Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.» La palabra «fabula» en estos versículos traduce la palabra griega muthos. El primer sílabo, mu, viene de una raíz significando «cerrar, guardar secreto, mudarse,» de donde se deriva el griego musterion, «secreto,» o en castellano «misterio» y la palabra «mito.» Esta palabra, muthos (para fábula) es contrastada con la palabra griega aletheia, «verdad,» y con logos, un «narrativo» o «reporte.» Los primeros cristianos reconocían bien, y discernían cuidadosamente, la diferencia entre un narrativo verídico de los eventos históricos y un mero mito, una fábula, diseñada para entretener a las viejas. Hoy día, tal reconocimiento o discernimiento se está perdiendo entre la gente. Hoy día, nuestros contemporáneos son muy parecidos a los atenienses de Hechos 17:21, donde se dice, «Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.» Para muchos, la verdad no importa, sino lo increíble, lo fantástico, lo entretenido, lo espectacular, y las novedades, nada más.

Por eso, los productores de programas televisores están dispuestos a alcahuetear, digamos, por las pasiones más viciadas de sus televidentes. No es ninguna sorpresa que el canal, Discovery Channel, una vez más está haciendo un ataque contra la veracidad del cristianismo. Está transmitiendo un programa acerca de la supuesta «Tumba Perdida de Jesús.» Aunque a veces sus programas son informativos e interesantes, esta vez su programación es muy irresponsable, sesgada, y hasta hostil contra la biblia y el cristianismo. En nuestro programa radial para el día de hoy, pienso analizar la sugerencia que los huesos de Jesús se hubieran descubierto en una tumba perdida en Jerusalén. Voy a apelar a las evidencias mejores y acudir a los eruditos con son expertos de veras. (Primero, quisiera decirle que Ud. puede pedir una copia de este programa y más información al escribir a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

¿Han descubierto la tumba perdida de Jesús con sus huesos y los huesos de su familia, incluso su supuesta mujer y niño? Así se alega en el Discovery Channel por el equipo de James Cameron, productor de la película famosa (con Arnold Swarzenegger), El Terminador, y además del Titánico, junto con el arqueólogo judío y sensacionalista, Simcha Jacobovici.

En primer lugar, no hay nada nuevo aquí. No se trata de ningún nuevo descubrimiento. De hecho, la tumba en tela de juicio fue descubierta en el año 1980 en las afueras de Jerusalén, en la zona llamada Talpiot. Simplemente se trata de una nueva «interpretación» de los hechos--mejor dicho, una nueva distorción de los hechos--que viene, sospechosamente, muy de cerca después del éxito El Código de DaVinci por Dan Brown. Brown ha ganado millones de dólares por sus teorías conspiradoras contra el cristianismo. Cameron y Jacobovici esperan hacer una ganancia grande igual por su sugerencia sensacional y entretenida. Pero, no solo ganarán mucho dinero por el programa televisor, y un libro subsiguiente, y todas las entrevistas que se efectuarán, sino se aprovechan de la tecnología de la cámara para atacar la fe de los cristianos una vez más. Hay que recordar que Jacobovici es judío practicante, de hecho, ortodoxo. Como tal, parece que tiene intereses creados en atacar la veracidad del cristianismo.

Aunque algunos tratarán de decir que dicha interpretación de la tumba de Talpiot no es ningún ataque, sin embargo, ¡por supuesto que lo es, y es intencionado así! Sus ideas contradicen la biblia y la mejor historia en un montón de puntos:

Primero, su sugerencia que Jesús tuvo por mujer a María. La biblia no dice nada de eso, pero se parece a la teoría de Dan Brown, y Dan Brown ganó mucho dinero. Entonces, es un reclamo sensacionalista, alegado sin ninguna prueba, y no es muy original tampoco.

Segundo, la sugerencia que Jesús fue padre de un bebé junto con María contradice el narrativo bíblico. ¡Lo mismo! Cuando Dan Brown aseveró tal idea, ganó millones. Cameron y Jacobovici también quieren subir en este mismo tren destinado a la fama y las riquezas.

Tercero, que la familia de Jesús tuviera una tumba en Jerusalén está en conflicto con la historia. Por supuesto, el patrimonio de José, el padre legal de Jesús, fue Belén, y su ciudad adoptada fue Nazaret muy al norte de Jerusalén. Es ridículo alegar que la tumba familial sería en Jerusalén.

Cuarto, la idea que la madre de Jesús hubiese sido sepultada en Jerusalén no concuerda con los hechos. De hecho, de acuerdo con la tradición temprana, por ejemplo, de Eusebio en el cuarto siglo, María la madre de Jesús fue llevada a Éfeso donde ella murió. Éfeso queda al otro lado del mar mediterráneo desde Jerusalén.

Quinto, la teoría de Cameron y Jacobovici y los productores irresponsables del Discovery Channel contradice el hecho más fundamental del cristianismo, la resurrección del cuerpo de Jesucristo. La biblia afirma que fue resucitado al tercer día (1 Corintios 15:4). Su cuerpo no vio corrupción (Hechos 2:31). Entonces, sus huesos no fueron encontrados en ningún osario (o sea, una caja hecha de piedra caliza en que se depositaron los huesos). La práctica del primer siglo en Palestina fue de sepultar el cuerpo del difunto en una tumba donde se quedaba por más o menos un año. Durante este tiempo, la carne se pudriera y se quedaran solo los huesos para ser depositados luego en un osario. Tal idea para Cristo contradice el narrativo bíblico. De hecho, si la tumba de Jesús hubiese sido eso de Talpiot, y si el cuerpo de Jesús estuviese pudriendo ahí en Jerusalén, ¿por qué no lo hallaron los judíos para mostrar en evidencia contra los reclamos cristianos al momento cuando comenzaron a predicar la resurrección, ese primer Pentecostés 50 días después en Jerusalén? Nada de eso en toda la historia pasó. No importa lo que diría el irlandés loco, John Dominic Crossan, si el cuerpo no resucitó, no tenemos el cristianismo (1 Corintios 15:13-19).

Pero, se dice que hay «evidencia» de dos tipos, primero, de las estadísticas, y segundo, de la ADN, de que la tumba de Talpiot en Jerusalén es de Jesús y su familia. El arqueólogo palestino Ben Witherinton ha observado que el análisis de las estadísticas depende de los números que uno dispone. El arqueólogo judío Jacobovici y el productor de Hollywood James Cameron (junto con el Discovery Channel) piensan que el descubrimiento del nombre «Jesús hijo de José» es una prueba. Pero, contestamos que, primero, Jesús nunca fue conocido por este nombre. Los primeros discípulos nunca lo describieron así. Segundo, los nombres José y Jesús fueron muy, pero muy, comunes en Palestina del primer siglo. Además, los nombres de María, Judas y Mateo (que también fue hallado en la tumba de Talpiot) fueron muy comunes en aquel entonces. De hecho, el arqueólogo Zvi Greenhut del la Autoridad de Antigüedades Israelíes ha observado que se han descubierto miles de tales osarios (o cajas de huesos) de ese período. De esos, seis llevan el nombre de Yeshua (o sea, Jesús), y de esos, dos tienen la inscripción, Jesús, hijo de José. El nombre José fue el segundo nombre más común de ese período, y casi 25% de la mujeres de aquel entonces fueron llamadas María. Entonces, la coincidencia de los nombres de José, Jesús, María, Judas y Matías no es ninguna prueba de nada. De hecho, Matías, o sea, Mateo, nunca fue mencionado como familiar de Jesús en tales pasajes como Mateo 13:55-56. El argumento de las supuestas estadísticas es frívolo.

Segundo, es alegado que tienen la evidencia del ADN. Pero, eso es absurdo. Para tomar un espécimen para tal prueba, sería necesario tener el ADN de Jesús, ¡algo que precisamente no tenemos! Pero, se dice que la ADN comprueba que el esqueleto de la mujer alegadamente llamada María en el osario no es genéticamente relacionado con los huesos del hombre alegadamente llamado Jesús en la tumba. Pero, ¿qué prueba eso? Simplemente que es posible que ese Yeshua, ese Jesús, de la tumba de Talpiot, fuera el marido de esa mujer llamada María de la tumba de Talpiot. Pero, ¿qué quiere decir esto para el cristianismo? Nada. Nada en absoluto. Como ya observado, y yo tengo las cifras conmigo para comprobarlo si Ud. quiere escribirme, los nombres de Yeshua (Jesús) y María fueron muy comunes en aquel entonces. Las estadísticas y El ADN no prueban nada.

En fin, lo que tenemos no es algo nuevo. La tumba de Talpiot fue descubierto en 1980. Se trata de una nueva interpretación propuesta, no por los arqueólogos más respetados, sino por James Cameron, productor del Terminador y del Titánico, junto con el director de espectáculos, el arqueólogo* judío ortodoxo Simcha Jacobovici. Quieren ganar mucho dinero como Dan Brown hizo con su hit El Código de DaVinci. Una cosa más, además alegan que el osario de Jacobo (o Santiago, hermano de Jesús) fue tomado de la misma tumba. Pero, en un tribunal reciente en Israel, fue declarado por un experto del laboratorio de investigaciones de crímenes de la FBI que una fotografía del dueño de ese osario, Oded Golan, fue tomada en la década de los 70's en la casa de Golan. Sin embargo, la tumba de Talpiot no fue descubierta hasta 1980. Es otra contradicción entre varias en una teoría sensacionalista que es nada más que una nueva fábula judaica y de viejas (1 Timoteo 4:7). Gracias, y hasta la próxima.

*En una entrevista de prensa en la Biblioteca Pública de Nueva York en esta semana (primera de Marzo), Jacobovici confesó que en realidad él no es arqueólogo sino simplemente reportero investigativo. En el programa, "El Arqueólogo Desnudo" en Discovery Channel, quiere fingirse ser arqueólogo, pero no lo es. Es importante recordar eso. Se trata de un mito moderno que puede ganar dinero, no de la verdad de las ciencias.

INGRESE SU MAIL

TOTAL DE VISITAS

EN VIVO ...

CANAL EN VIVO