"Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de Amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la Vida por ellos. Juan 15:13"
EL SÁBADO
DOMINGO - EL DÍA DEL SOL

“El Día supremo de la fe”, así llamado por muchos ó “día del Señor” como muchos cristianos lo refieren, ha sido vinculado con el día de adoración a Dios. El Domingo ha llagado a ser el día más importante entre los cristianos y aun entre muchos Judíos Mesiánicos.

El Domingo y la Biblia

Muchos aseveran que Jesús estableció el Domingo como día de adoración debido a su resurrección de entre los muertos. Si este cambio hubiera sido cierto, él lo hubiera dicho en las Santas Escrituras ya que era un cambio tan importante para los cristianos Judíos de ese entonces.

En el Nuevo Testamento solo se encuentran ocho textos que hacen referencia al primer día de la semana y en ningún caso se le llama por su nombre. El Domingo era un día sin importancia y era tratado como los demás días sin nombre. Mateo 28:1, Marcos 16:2, Marcos 16:9, Lucas 24:1, Juan 20:1, Juan 20:19, 1 Corintios 16:2, Hechos 20:7.

Los únicos ocho textos de la Biblia que se refieren al domingo no mencionan en ninguna parte o forma el establecimiento del domingo como día de adoración, ni se le nombra como día santo, aun ni siquiera se le menciona como día feriado. Incluso, es tratado como un día de labor al igual que cualquier otro. Las obras que Maria y los Apóstoles no podían hacer en Sábado (día de reposo), eran dejadas para así hacerlas en un día de labor (domingo). Nota: Compare los ocho versículos referentes al domingo en contraste con un aproximado de 56 veces que se menciona el Sábado (día de reposo) en el Nuevo Testamento.

Si el establecimiento del Domingo como día de adoración no se encuentra en la Biblia, entonces solo nos queda una pregunta: ¿Dónde fue su origen?

El Domingo y la Historia

La adoración al sol viene más allá del año 1350 antes de Cristo. Casi todas las civilizaciones antiguas adoraron al sol como dios supremo y gobernante de todo o como algún otro tipo de dios. Aproximadamente, 300 años más tarde después de la muerte de Jesús, el emperador Romano Constantino era también un adorador del sol como se lo había enseñado su padre y otros emperadores:

“Siguiendo el ejemplo de su padre y emperadores del 3er siglo, Constantino en su vida temprana era un henoteísta solar, creyendo que el dios sol Romano, Sol, era la manifestación visible de un invisible “más Alto Dios” (summus deus), quien era el principio detrás del universo. Este dios era creído ser el compañero del Emperador Romano.” "Constantine the Great," Microsoft® Encarta® Encyclopedia 99. © 1993-1998 Microsoft Corporation. All rights reserved.

El calendario Romano constituía de ocho días y no fue sino hasta el año 321 después de Cristo que el Emperador Constantino estableció el calendario Romano de siete días. Los días fueron nombrados de acuerdo a los nombres de los planetas y la luna, tradición que habían adoptado de los babilonios. Como Constantino era un fiel adorador del sol, dedicó el primer día de la semana a su dios sol llamándolo así el “venerable día del sol” o simplemente “día del sol” (dies solis), y el 21 de marzo del año 321 d. C. promulgó el siguiente edicto: "Que todos los jueces y habitantes de las ciudades, y los que practican algún oficio, reposen durante el venerable día del sol." (Corpus uris ivilis ode, libro 3, sección 12,3).

Conversión de Constantino y Origen de la Iglesia Católica

Microsoft Encarta Enciclopedia nos cuenta de la siguiente manera: “Constantino es reportado como haber soñado que Cristo apareció a él y le dijo que inscribiera las primeras dos letras de su nombre (XP en griego) en los escudos de sus tropas. El dijo que al día siguiente había visto una cruz sobrepuesta en el sol y las palabras "en este signo serás vencedor" (dado generalmente en latín, in hoc signo vinces). Constantino entonces derrotó Majencio en la batalla del puente Milvio, cerca de Roma. El senado engrandeció al vencedor como salvador del pueblo Romano. Así, Constantino, que había sido un adorador solar pagano, ahora miraba la deidad cristiana [Jesús] como ejecutor de la victoria.” “Constantine the Great,” Microsoft® Encarta® Encyclopedia 99. © 1993-1998 Microsoft Corporation. All rights reserved.

El día que una vez fue dedicado a su díos sol ahora era venerado como el día del Señor (dominicus dies) de donde proviene la palabra “domingo”, no obstante, en Ingles y otros idiomas todavía se mantiene el nombre original “Sunday”, día del sol (dies solis).

Adopción del Domingo en la Iglesia Católica

Como usted pudo ver, el domingo fue primeramente introducido como día del sol y después transformado en el día del Señor por la Iglesia Católica. A continuación, veremos unas cuantas citas católicas que confirman lo ya dicho:

“El Domingo es una Institución Católica, y sus reclamos para observarlo pueden ser únicamente defendidos en base de principios Católicos… de principio a fin, en las Escrituras no hay un simple pasaje que justifique la transferencia de la adoración semanal publica del último día de la semana al primero.” “The Catholic Press, Sydney, Australia, August, 1900.”

“Los protestantes... aceptan el Domingo en vez del Sábado como día oficial de adoración después que la Iglesia Católica hizo el cambio… Pero la mente protestante no parece realizar que… en observando el Domingo ellos están aceptando la autoridad del vocero de la Iglesia, el Papa.” “Our Sunday Visitor, February 5, 1950.”

“Fue la Iglesia Católica, quien por la autoridad de Jesucristo, ha trasferido este reposo (del Sábado bíblico) al Domingo… Así que, la observancia del Domingo por los Protestantes es un homenaje que ellos pagan, a pesar de ellos mismos, a la autoridad de la Iglesia (Católica).” “Monsignor Louis Segur, Plain Talk about the Protestantism of Today, page 2l3.”

“Es bueno recordar a los Prebisterianos, Bautistas, Metodistas, y a todos los otros Cristianos, que la Biblia no los apoya en ninguna parte en su observancia del Domingo. El Domingo es una institución de la Iglesia Católica Romana, y aquellos que observan el día, observan un mandamiento de la Iglesia Católica.” “Priest Brady, in an address, reported in the Elizabeth, N.J. “News”, March 18, 1903.”

“La Iglesia cambió la observancia del Sábado al Domingo por derecho divino, autoridad infalible dada a ella por su fundador, Jesucristo. Los Protestantes que claman la Biblia como guía única de fe, no tienen justificación para observar el Domingo...” “The Catholic Universe Bulletin, August 14, 1942, page 4.”

Meditación

¿Obedecerá usted a Dios ó a la Iglesia? En sus manos queda esta decisión.

Apocalipsis 14:9-10 Y el tercer ángel los siguió, diciendo en alta voz: Si alguno adora á la bestia y á su imagen, y toma la señal en su frente, ó en su mano, este también beberá del vino de la ira de Dios, el cual está echado puro en el cáliz de su ira…

Ezequiel 20:20 Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.

Éxodo 20:9-11 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; Mas el día séptimo será Sábado para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día Sábado y lo santificó.

Santiago 2:10 Porque cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos.

Apocalipsis 14:12 Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús.

INGRESE SU MAIL

TOTAL DE VISITAS

EN VIVO ...

CANAL EN VIVO