"Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de Amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la Vida por ellos. Juan 15:13"
EL TERCER TEMPLO

¿Sabia usted que ya existe un tercer templo y que los que no participan de ese templo no pueden ser salvos? En este tema vamos a ver como, cuando y donde se formó el tercer templo, pero antes, tenemos que ver en la Biblia cual era el uso común que se les daba a los dos templos anteriores.

El templo de Dios no es como lo que muchos piensan que es una iglesia. Los tres templos de la cual habla la Biblia no son iglesias o sinagogas. Estos templos son santuarios hechos a figura del que Moises hizo cuando guiaba al pueblo de Israel en el desierto.

Éxodo 25:8-9 Y hacerme han un santuario, y yo habitaré entre ellos. Conforme á todo lo que yo te mostrare, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus vasos, así lo haréis.

El santuario que Dios le mostró a Moises es la base y el medio para la salvación. El santuario que fue hecho por Moises en el desierto contenía muchos detalles de las cuales no podremos hablar en este tema. Solo nos enfocaremos en los puntos más importantes que son comunes de los tres templos.

El templo contenía tres secciones principales que son El Altar, El Lugar Santo y el Lugar Santísimo.

El Altar

En el Altar se sacrificaban animales en ofrenda por el pecado de la persona que necesita el perdón:

Éxodo 20:24 Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus pacíficos, tus ovejas y tus vacas: en cualquier lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré á ti, y te bendeciré.
Éxodo 27:1 Harás también altar de madera de Sittim de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura: será cuadrado el altar, y su altura de tres codos.

En el antiguo Israel se hacían diariamente dos sacrificios constantemente por el pueblo, uno en la mañana y otro en la tarde.

El animal que se sacrificaba era símbolo del Mesías Hijo de Dios que moriría por nosotros. El altar del templo o santuario simboliza el sacrificio que hizo el cordero de Dios por nosotros.

El Lugar Santo

Una vez que el sacerdote sacrificaba el cordero en el altar, entonces podía entrar en el Lugar Santo del templo o santuario para hacer sus oficios sacerdotales por los pecados del pueblo.

Éxodo 26:33 Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo.

Hebreos 9:6 Y estas cosas así ordenadas, en el primer tabernáculo siempre entraban los sacerdotes para hacer los oficios del culto;

El Lugar Santísimo

En el Lugar Santísimo se encuentra la presencia gloriosa de Dios (simbólicamente) y los Diez Mandamientos que fueron escritos con su propio dedo. Solamente el sumo sacerdote podía entrar una vez al año para purificar el santuario de los pecados que simbólicamente ensuciaban el santuario durante todo el año:

Éxodo 26:33 Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo.
Éxodo 26:34 Y pondrás la cubierta sobre el arca del testimonio en el lugar santísimo.

El santuario en su totalidad era un medio de restauración que servia para la redención del hombre y perdón de sus pecados. Todo este proceso finalizaba con la salida del sumo sacerdote del lugar santísimo una vez que ya había purificado todo el santuario.

Claro, todo este proceso se volvía a repetir cada año puesto que era un simbolismo de la obra redentora que Dios estaba haciendo por nosotros.

Tanto el primer templo que fue hecho por Salomón como el segundo templo que fue reconstruido bajo el imperio de los medos y los persas, contenían los mismos compartimientos y el mismo simbolismo. En cambio, el tercer templo es en sí mismo la figura real que se simbolizó años tras años.

Jesús es el tercer templo que fue construido en carne para el perdón de nuestros pecados y no habrá otro templo que lo sustituya a él. Jesús dijo a los judíos que si ellos destruían el templo, Jesús en tres días lo iba a levantar:

Juan 2:19 Respondió Jesús, y díjoles: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

¿No es esta una prueba contundente de que Jesús es el tercer templo?

El templo o santuario era símbolo de Dios y contenía tres compartimientos porque representaba la figura triple de Dios, Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Lo mismo representa los tres días que Jesús pasó muerto cuando lo mataron, viernes, sábado, y domingo.

El altar del los dos templos anteriores era símbolo del sacrificio que Jesús, el hijo de Dios, iba hacer por nosotros; y el Cordero que se sacrificaba en el altar era símbolo de Jesús mismo:

Juan 1:29 El siguiente día ve Juan á Jesús que venía á él, y dice: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

El Lugar Santo de los dos antiguos templos era símbolo del Lugar Santo que está en el cielo. Jesús es nuestro sacerdote y luego de haber ofrecido su vida por nosotros él mismo ascendió al cielo y entró en el Lugar Santo para hacer sus oficios sacerdotales por nosotros:

Apocalipsis 1:12-13 Y me volví á ver la voz que hablaba conmigo: y vuelto, vi siete candeleros de oro; Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre…

Después que Jesús terminó su oficio en el Lugar Santo, entró en el Lugar Santísimo para purificar el santuario celestial que fue contaminado con nuestros pecados. Cuando Jesús entró en el Lugar Santísimo, Juan solo pudo ver el arca de los Diez Mandamientos que están ahí:

Apocalipsis 11:19 Y el templo de Dios fué abierto en el cielo, y el arca de su testamento fué vista en su templo. Y fueron hechos relámpagos y voces y truenos y terremotos y grande granizo.

Todavía Jesús no ha salido del Lugar Santísimo, pero cuando él termine el proceso de purificación, todo el medio de salvación y perdón para los hombres se habrá terminado. Ya no habrá perdón ni oportunidad para nadie, sino, que Jesús dirá las siguientes palabras:

Apocalipsis 22:11 El que es injusto, sea injusto todavía: y el que es sucio, ensúciese todavía: y el que es justo, sea todavía justificado: y el santo sea santificado todavía.

Luego saldrán los 7 ángeles para soltar las siete plagas sobre aquellos que no fueron perdonados y comenzará la gran tribulación.

Apocalipsis 15:6 Y salieron del templo siete ángeles, que tenían siete plagas, vestidos de un lino limpio y blanco, y ceñidos alrededor de los pechos con bandas de oro.

¿Quieres ser salvo? Entra en el tercer templo que es Jesús y acéptale como tu salvador.

INGRESE SU MAIL

TOTAL DE VISITAS

EN VIVO ...

CANAL EN VIVO