"Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de Amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la Vida por ellos. Juan 15:13"
EL JUICIO FINAL, 2300 DÍAS

Daniel 7:9 Estuve mirando hasta que fueron puestas sillas: y un Anciano de grande edad se sentó, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su silla llama de fuego, sus ruedas fuego ardiente.
Daniel 7:10 Un río de fuego procedía y salía de delante de él: millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él: el Juez se sentó, y los libros se abrieron.

La Biblia nos habla de un juicio final en la cual Dios mismo será el juez y nosotros los acusados. El crimen, violación a la ley de Dios, los diez mandamientos. En este tema, voy a demostrar cuando comienza el juicio de Dios, su duración, y culminación. Todo aquel que sea hallado culpable será condenado a pena de muerte por medio de un lago de fuego y azufre.

De acuerdo al versículo siguiente, cuando Jesús venga a la tierra, él viene directamente a darle su merecido a cada persona:

Apocalipsis 22:12 Y he aquí, yo vengo presto, y mi galardón conmigo, para recompensar á cada uno según fuere su obra.

¿Se ha preguntado usted como es que Jesús va a recompensar a cada persona si todavía no se ha hecho el juicio? La respuesta está en que el juicio en realidad ya comenzó hace muchos años y cuando Jesús venga, es por que ya se terminó el juicio.

En el antiguo pacto, Dios mandó a Moises a que hiciera un santuario idéntico al modelo que le fue presentado. Este santuario consistía de tres partes principales, Altar, Lugar Santo, y Lugar Santísimo. Este santuario era una copia del santuario verdadero que está en el cielo hecho por Dios y los rituales que se hacían en dicho santuario cada año eran figura simbólica de toda la obra que Dios iba hacer por nosotros.

Primero, diariamente se sacrificaba un cordero dos veces por día en el primer compartimiento del santuario llamado Altar. La muerte de ese cordero figuraba la muerte de Jesús por los pecados del mundo.

Segundo, el sacerdote que también era símbolo de Jesús entraba al Lugar Santo diariamente luego de haber sacrificado el cordero. Jesús, una vez que hubo muerto en la cruz como sacrificio por el pecado de todos nosotros, ascendió al cielo y entró en el Lugar Santo para hacer sus oficios sacerdotales.

Tercero, en el Lugar Santísimo estaba la presencia de Dios con el arca del pacto en donde se encontraban los Diez Mandamientos. Durante todo el año, solo una vez el sacerdote entraba al Lugar Santísimo para presentarse delante de Dios y purificar el santuario que simbólicamente se ensuciaba con los pecados del pueblo. La purificación del Lugar Santísimo es la fase que falta por completar bajo el nuevo pacto pero que ya comenzó hace un tiempo atrás.

Según la profecía de Daniel 8, la purificación comenzó exactamente cuando terminaron los 2300 días proféticos mencionados en dicho libro:

Daniel 8:14 Y él me dijo: Hasta dos mil y trescientos días de tarde y mañana; y el santuario será purificado.

El ángel había dicho claramente a Daniel que la visión era para el tiempo del fin. Es decir, la visión se iba ir cumpliendo hasta llegar al tiempo del fin.

Daniel 8:17… Empero él me dijo: Entiende, hijo del hombre, porque la visión es para el tiempo del fin.
Daniel 8:19 Y dijo: He aquí yo te enseñaré lo ha de venir al fin de la ira: porque eso es para el tiempo del fin.

El ángel Gabriel interpretó el sueño a Daniel pero nunca le presentó lo que significaban los 2300 días de tardes y mañanas. Si usted lee los versículos 8:16-25, se dará cuenta que Gabriel explica todo paso por paso, pero al llegar a los 2300 días, el ángel dice:

Daniel 8:26 Y la visión de la tarde y la mañana que está dicha, es verdadera: y tú guarda la visión, porque es para muchos días.
Daniel 8:27 Y yo Daniel fui quebrantado, y estuve enfermo algunos días: y cuando convalecí, hice el negocio del rey; más estaba espantado acerca de la visión, y no la entendía.

El ángel dejó inconclusa la interpretación y no quiso hablar de los 2300 días, sino que ordenó a Daniel para que guardase la visión.

Hasta aquí, podemos ver claramente que la visión quedó inconclusa y que Daniel guardó la visión como el ángel le había dicho. Si el ángel ordenó que guardase la visión de los 2300 días, es porque en un futuro se volvería a mencionar el tema. Años más tarde, Daniel estuvo estudiando los libros del profeta Jeremías. Daniel estaba preocupado tratando de entender hasta cuando iba ser la desolación de Jerusalén que era cautiva. Daniel estudiaba porque nunca pudo entender la visión del ángel Gabriel que hablaba de los 2300 días del santuario para ser pisoteado.

Daniel estudió los libros de Jeremías y tampoco entendió. Por lo cual, la única opción que le quedó fue orar y ayunar pidiéndole a Dios que le revelase el misterio. Al estar Daniel orando, le apareció un ángel para darle entendimiento. Daniel dijo que este ángel era el mismo ángel Gabriel que había visto en visión años antes y que le había dicho que guardase la visión de los 2300 días.

Daniel 9:21-22 Aun estaba hablando en oración, y aquel varón Gabriel, al cual había visto en visión al principio, volando con presteza, me tocó como á la hora del sacrificio de la tarde. É hízome entender, y habló conmigo, y dijo: Daniel, ahora he salido para hacerte entender la declaración.

Daniel 9:24 Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado…

La palabra que usó Gabriel para referirse a “determinadas” fue la palabra hebrea “jathak” que quiere decir: "cortar", "separar", "determinar", "decretar", y su significado se le aplica únicamente con el contexto. Ya que el capitulo 9 es una interpretación del ángel Gabriel acerca de una visión inconclusa del capitulo 8, los 2300 días, nos queda por decir que el significado de esta palabra sería “cortadas.” Es decir, de los 2300 días, 70 semanas fueron cortadas únicamente para los judíos.

Sin duda alguna, las 70 semanas son el comienzo de la visión de los 2300 días que el ángel Gabriel había dejado inconclusa y que dijo que serían para el tiempo del fin. Las 70 semanas son 490 años literales que comenzaron en el 457ac. Como los 490 años fueron cortados de los 2300 días, esto quiere decir que los 2300 días proféticos son también 2300 años literales al igual que las 70 semanas.

Si contamos 2300 años desde el año 457ac, fecha en que comenzaron las 70 semanas proféticas, llegamos hasta el año 1844dc. Esta es la fecha predicha por el ángel para que comenzara la obra de purificación en el Lugar Santísimo del nuevo pacto.

Desde que Jesús ascendió al cielo, hasta el año 1844, él estuvo haciendo su obra sacerdotal en el Lugar Santo del nuevo pacto. Pero en el año 1844, Jesús entró al Lugar Santísimo para presentarse ante Dios por nosotros. En otras palabras, Jesús es nuestro abogado ante el Juez del universo.

1 Juan 2:1 Hijitos míos, estas cosas os escribo, para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, á Jesucristo el justo.

Hebreos 9:24 Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios.

Juan, el escritor de Apocalipsis vio cuando el juicio de Dios estaba comenzando y cundo Jesús se presentó ante el Padre en el Lugar Santísimo donde están los Diez Mandamientos:

Apocalipsis 11:18 Y se han airado las naciones, y tu ira es venida, y el tiempo de los muertos, para que sean juzgados...
Apocalipsis 11:19 Y el templo de Dios fué abierto en el cielo, y el arca de su testamento fué vista en su templo. Y fueron hechos relámpagos y voces y truenos y terremotos y grande granizo.

Esto nos da por conclusión que el juicio de Dios está siendo hecho en base a la ley de los Diez Mandamientos. En el libro según Santiago, se nos advirtió que seríamos juzgados por esos mandamientos:

Santiago 2:11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no hubieres matado, ya eres hecho transgresor de la ley.
Santiago 2:12 Así hablad, y así obrad, como los que habéis de ser juzgados por la ley de libertad.

Desde que Jesús entro al Lugar Santísimo hasta el día de hoy, 2008, contamos 164 años. ¿Por qué tanto tiempo? Esto se debe a que la obra de purificación es mucha y Dios nos está dando tiempo para que nos arrepintamos:

2 Pedro 3:9 El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

El Juicio que Dios hace con nosotros no es hecho al montón, sino que la vida de cada persona es examinada una por una; comenzando con los que ya están muertos y por ultimo examinando a los que están vivos:

Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido á los hombres que mueran una vez, y después el juicio;

Jesús muy pronto va a terminar su obra de purificación en el Lugar Santísimo y dirá las siguientes palabras:

Apocalipsis 22:11 El que es injusto, sea injusto todavía: y el que es sucio, ensúciese todavía: y el que es justo, sea todavía justificado: y el santo sea santificado todavía.

Cuando Jesús diga las palabras de Apocalipsis 22:11, su obra de salvación ya habrá terminado y del Lugar Santísimo saldrán 7 ángeles enviados por Dios para derramar las 7 postreras plagas sobre los que no fueron purificados:

Apocalipsis 15:4 ¿Quién no te temerá, oh Señor, y engrandecerá tu nombre? porque tú sólo eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán, y adorarán delante de ti, porque tus juicios son manifestados.
Apocalipsis 15:5 Y después de estas cosas miré, y he aquí el templo del tabernáculo del testimonio fué abierto en el cielo.
Apocalipsis 15:6 Y salieron del templo siete ángeles, que tenían siete plagas, vestidos de un lino limpio y blanco, y ceñidos alrededor de los pechos con bandas de oro.

Notemos que en los versículos anteriores, Juan nuevamente vuelve a ver el Lugar Santísimo donde está el arca del pacto con los diez mandamientos, y que esta vez, Juan le llama el “tabernáculo del testimonio” tal y como le llamó Dios en el Antiguo Testamento.

¿Quieres ser salvo? Arrepiéntete de tus pecados, acepta a Jesús como tu salvador, y guarda los Diez Mandamientos antes de que Jesús termine su obra de purificación.

0 comentarios:

INGRESE SU MAIL

TOTAL DE VISITAS

EN VIVO ...

CANAL EN VIVO